La brújula

La brújula

sábado, 31 de mayo de 2014

LA ADOLESCENCIA


La adolescencia es una etapa complicada en el desarrollo evolutivo de nuestros alumnos. Coincidiendo su inicio, de forma aproximada, con el cambio de etapa, desde el colegio cuidamos este momento, en el que nuestros chicos/as avanzan hacia una etapa de mayor libertad, búsqueda de identidad y obtención de mayor independencia.

En este proceso, los adultos que les acompañamos, podemos vernos en algunos momentos superados por algunas situaciones, ya que a menudo responden a través del enfrentamiento y la oposición. Es entonces cuando nos toca derrochar comprensión, paciencia y actitudes de diálogo, ofreciendo razones y explicaciones, pero a la vez siendo exigentes con ellos para que asuman su parte de responsabilidad. La libertad y la responsabilidad son las dos caras de una misma moneda: si quieren más libertad, han de demostrar que son responsables para tenerla.

 

Es conveniente ir gradualmente concediendo dicha independencia, sin dejar de hacer un seguimiento cercano de sus actividades, sus amigos y los sitios que frecuenta. Aunque son mayores, necesitan nuestro control. Los padres y madres debemos fijar unos límites claros a nuestros hijos. Es una etapa de influencia de los amigos o de la pandilla frente a la de los padres. Hay nuevos intereses: salir, las redes sociales... en competencia a veces con el estudio.  

Es aquí donde los adultos debemos estar preparados para actuar. La mejor forma es proporcionarles seguridad emocional y crear un ambiente de confianza y respeto mutuo. El hogar primero y el colegio, son los lugares donde el adolescente va elaborando sus valores, sus ideales, sus conductas, su relación con las demás personas, su autoestima, su confianza en sí mismo y en los demás. En la medida en que los niños se valoren, estimen y se sientan apoyados, podrán madurar y crecer como seres humanos felices y capaces de hacer felices a los demás. También es nuestro deber inculcarles a nuestros adolescentes el concepto de solidaridad, para así lograr objetivos comunes.
 

Es necesario que aprovechemos la oportunidad de pasar tiempo de calidad con nuestros hijos, hablando con ellos.

Los padres también ayudamos teniendo buenas expectativas sobre los estudios de nuestros hijos siempre que:

- Les animamos a ser constantes, a esforzarse, les ayudamos resolviendo alguna duda… y cuando reforzamos los resultados positivos del estudio.

- Les transmitimos que estudiar es bueno para su futuro, fomentamos el gusto por la lectura y favorecemos que cada tarde dediquen un tiempo al estudio y a la realización de tareas.

- Confiamos en los profesores.

 

PUENTES DE EMOCIONES, CAMBIO DE ETAPA


Nuestros alumnos de 6º de Primaria están en un momento importante. Pasan a cursar una nueva etapa que, como sabéis, sigue siendo obligatoria. Las informaciones que se han compartido con alumnos y familias en este proceso formativo e informativo,  están basadas en la organización actual de la ESO, ya que a este alumnado de momento no le afectan los cambios de la LOMCE.

El título del Programa de cambio de etapa de este curso ha sido Puentes de Emociones. Durante las distintas tutorías que se han llevado a cabo realizaron fichas de reflexión personal y se intentaron solventar la mayoría de las dudas planteadas sobre la nueva etapa.

Una de las actividades más dinámicas, fue el análisis de la letra de la canción, Una sola voz de Macaco, que nos invita a unirnos para lograr un mismo objetivo.
Los alumnos han vivido momentos muy especiales como el encuentro con los delegados de la ESO y su primera clase en la nueva etapa.









Han valorado el Programa de forma muy positiva, siendo críticos y sinceros con sus aportaciones, tanto orales como escritas. Han resultado ser unas sesiones tranquilas y provechosas. Han culminado con la reunión de familias con una muy alta participación y atención a todo lo explicado.


¡Gracias a todos!